miércoles, 22 de junio de 2011

SUFRIMIENTO OCULTO DEL CABALLO EN LA TAUROMAQUIA

Durante los festejos donde torturan y matan a los toros también hacen participar a los caballos, unos animales que también sufren y pueden acabar muriendo.

1. MONTADOS POR TOREROS EN LAS CORRIDAS DE TOROS:
En las corridas de toros españolas como en las corridas de toros portuguesas, aparecen toreros que montan varios caballos para evitar el enviste del toro y agotar al toro haciéndolo perseguir al caballo, el cual es más rápido y para ello los caballos son substituidos por otros cada pocos minutos para que estén "frescos".
Estos caballos son elegidos porque ya no tienen valor comercial poque el animal morirá al cabo de 3 o 4 corridas aproximadamente.
SUFRIMIENTO DE LOS CABALLOS EN ESTE CASO:
a) Heridas causadas por el uso continuo de las espuelas del jinete durante las corridas de toros que muchas veces deja señales sangrientas visibles.
b) Cuando el toro enviste al caballo, que en muchas ocasiones le causará heridas graves, quebraduras de costillas o destripamientos. Se les coloca una especie de peto simulando que es una protección, pero en realidad lo que se busca con esto es que el público no vea las heridas del caballo que con frecuencia presentan exposición de vísceras.

2. MONTADOS POR EL PICADOR:
En el primer tercio, un jinete denominado picador lleva una lanza larga llamada pica y monta a caballo durante unos minutos para provocar al toro y cuando finalmente enviste al caballo, se le clava la pica. En este caso los caballos escogidos tienden a ser grandes y viejos, y no han sido especialmente entrenados. Se les coloca un acolchado de protección y se les venda los ojos.
Esta especie de acolchado en teoría ayuda a que el caballo no sufra heridas tan fácilmente pero lógicamente el impacto del toro causa dolor al caballo y muchas veces cae a causa del golpe y el toro sigue invistiendo cuando el caballo está en el suelo dando patadas de pánico con la finalidad de deshacerse del toro.
También cabe decir que muchas veces el acolchado es insuficiente para prevenir que los cuernos del toro dañen al caballo.
El tema de vendar los ojos al caballo para que no trate de escaparse al ver al torero también es un signo claro de sufrimiento ya que el caballo no puede ver al toro y los golpes aparecen de la nada sin previa advertencia, asustando al caballo.
También se han oído rumores de que los caballos de algún picador se les coloca algodón o periódico mojado en los oídos o hasta cortado sus cuerdas vocales.
Los caballos al ser heridos no se les cura, sinó que en su lugar normalmente son sacrificados.


Este es uno de los entornos donde maltratan a los caballos de forma silenciosa, desgraciadamente hay muchos más.

1 comentario:

  1. el caballo no es herido hasta esponer las viscera, el peto sí protege. Sino, imagína el la gran cantidad de sangre

    ResponderEliminar